viernes, noviembre 17, 2006

Japón legisla el patriotismo en la escuela


Kioto. Jordi Juste
El pleno de la Cámara Baja del Parlamento nipón aprobó ayer la reforma de la Ley Básica de Educación, que insta a los profesores a enseñar a sus alumnos a “respetar la tradición y la cultura y amar la nación y la patria”. La aprobación se hizo con los votos de los gubernamentales Partido Liberal Democrático (PLD) y Nuevo Komeito, y con los escaños de los partidos de la oposición vacíos en señal de protesta. Ahora el proyecto pasará al Senado, donde PLD y Komeito también cuentan con la mayoría absoluta.
El proyecto ha generado numerosas críticas y dudas entre los profesores sobre la posibilidad de enseñar el amor a la patria, lo que ha llevado al gobierno a intentar rebajar el tono en sus explicaciones sobre los objetivos de la nueva ley. “No se evaluará si los niños tienen o no sentimiento patriótico, pero sí si han estudiado e investigado suficientemente sobre las tradiciones y la cultura del país” declaró el primer ministro, Shinzo Abe.
Con su ausencia durante la votación, el Partido Democrático de Japón (PDJ) y los partidos Comunista y Socialista protestan por lo que consideran una actitud prepotente de la mayoría al no querer alargar las deliberaciones para discutir los diversos problemas que aquejan las escuelas japonesas, como la plaga de suicidios por acoso escolar.
La oposición también denuncia el irregular proceso de información del proyecto. En los últimos días se ha sabido que las reuniones públicas de miembros del gobierno con ciudadanos, supuestamente para conocer sus inquietudes sobre la educación, habían sido minuciosamente ensayadas, con individuos pagados preparados para hacer justamente las preguntas y comentarios que interesaban a las autoridades.
El asunto más polémico de la nueva ley, que supone la reforma de la aprobada en 1947, todavía bajo la ocupación aliada que siguió a la segunda guerra mundial, es el uso de la escuela para la promoción del patriotismo. Los críticos ven en ello un nuevo paso en el camino de retorno al nacionalismo de Estado que tanto sufrimiento causó en Asia en la primera mitad del siglo XX. En la misma línea de promoción del amor a la patria estarían las leyes aprobadas durante el gobierno de Junichiro Koizumi para legalizar el hinomaru y kimigayo como bandera e himno nacionales y el proyecto del nuevo primer ministro, Shinzo Abe, de una nueva consitución que elimine la declaración pacifista y convierta las Fuerzas de Autodefensa en un ejército normal.
Comunistas y socialistas se oponen tanto al patriotismo en la escuela como a la reforma constitucional y al uso de símbolos que recuerdan el nefasto pasado imperialista del país. Sin embargo, el PDJ proponía un proyecto de ley alternativo que, en lo tocante al patriotismo, distaba poco del aprobado ayer por la mayoría, lo que ha llevado a algunos críticos a relacionar la actitud del principal partido de la oposición con la elección este fin de semana del gobernador de Okinawa, donde su candidato tiene posibilidades de vencer sobre el del PLD.

1 comentario:

  1. Anónimo6:07 a. m.

    hombre, todo pais tiene derecho a tener su propio ejercito, y han pasado 60 años desde la segunda guerra mundial...pero me dan escalofrios en un pais que no reconoce sus atrocidades durante la segunda guerra mundial, y que posee un fuerte nacionalismo( ya de por si) y racismo inclusive contra los demas paises de la zona. Cuando acepten sus errores y se arrepintiesen sinceramente, creo que esto no tubiese problemas. Por otro lado necesitarian mayor seguridad frente a paises como corea del norte o china, teoricamente enemigos de japon ( o malos vecinos reciprocos) que poseen un ejercito mas equipado que una fuerza de "autodefensa"...ojito con estos asiaticos que nos flipamos mucho con sus paridas y sus orientalidades y no recordamos que son totalmente diferentes a nosotros.

    ResponderEliminar