lunes, mayo 28, 2007

El timo de la soja




28/5/2007 CONSECUENCIAS DE LA MANIPULACIÓN PUBLICITARIA
• La utilización de pruebas falsas en televisión para animar al consumo de un adelgazante desata un escándalo en Japón
Sesión parlamentaria Los diputados japoneses debatirán en breve la propuesta gubernamental.


JORDI JUSTE.KIOTO
El Ministerio de Comunicaciones de Japón acaba de anunciar la presentación al Parlamento de una ley que le dará más autoridad para controlar el contenido de los programas de las televisiones públicas y privadas. Con la nueva norma, el ministerio podrá actuar con más rigor sobre las cadenas que emitan programas que afecten negativamente a la vida cotidiana de las personas mediante la emisión de informaciones falsas.


La medida se ha adoptado como consecuencia del escándalo generado tras descubrirse que un programa de televisión había usado repetidamente datos falsos para presentar prácticas alimenticias supuestamente saludables, entre ellas la ingestión abundante de soja fermentada.


Efectos saludables


El 7 de enero pasado, el programa Hakkutsu! Aruaru, Daijiten-2 (Hallazgo! Existe, Gran Enciclopedia-2), de Kansai TV (KTV) y Fuji TV, emitió un reportaje que pretendía demostrar el poder adelgazante del natto (soja fermentada), una comida cuyos efectos saludables se conocen en Japón desde hace siglos. Según el programa, tomar dos raciones de natto cada día durante dos semanas permitió a ocho personas perder más de tres kilos, gracias a la capacidad de las isoflavonas para potenciar la hormona DHEA.


El espacio tuvo una audiencia aproximada del 17% y provocó, desde la mañana siguiente, un alud de compradores en los supermercados, que quedaron desabastecidos durante casi una semana. Los productores de natto, desbordados por la demanda e incapaces de satisfacerla inmediatamente --el proceso de elaboración dura cuatro días-- publicaron anuncios a toda página en los principales diarios nacionales pidiendo perdón a los consumidores.Una semana después, los que tuvieron que disculparse fueron los responsables de KTV, tras conocerse que los productores del programa habían usado datos falsos y habían incluido declaraciones en inglés de un científico estadounidense, explicando los beneficios del natto para la digestión, con unos subtítulos japoneses en que sus palabras se transformaban en defensa de la capacidad de de la soja fermentada.


Confianza dañada


"Nos sentimos enormemente apenados por haber dañado la confianza de los espectadores produciendo un programa con contenido que no se basaba en hechos", se disculpó el presidente de la cadena, Soichiro Chigusa, antes de anunciar la suspension de Hakkutsu!. Posteriormente, se ha sabido que el programa había falsificado, en otras entregas, datos y declaraciones de científicos para corroborar "hallazgos" como las propiedades adelgazantes de la sopa de miso o el efecto somnífero de la lechuga.


El engaño del natto fue el gran tema de debate durante varios días en los medios de comunicación japoneses. El diario Asahi Shimbun le dedicó uno de sus editoriales."Como entidades públicas con una fuerte responsabilidad social, las emisoras deberían ser más sensibles sobre lo que emiten. Los espectadores, por su parte, deben ser más sabios, no tragarse cualquier información que les pongan", decía el rotativo.


Al margen de la gran influencia de la televisión, el caso ha puesto de relieve la pérdida de control de las cadenas sobre los contenidos de los programas que emiten. En concreto, Hakkutsu! fue contratado por KTV a una productora de televisión que a su vez lo subcontrató a una empresa más pequeña.


Complemento o bazofia


Una vez descubierto el uso de datos falsos en el programa, las ventas de natto han vuelto a sus parámetros habituales. Para muchos ciudadanos japoneses, sigue siendo un complemento indispensable para el arroz del desayuno y para otros no ha dejado nunca de ser una bazofia.


Hecho a base de judías de soja fermentadas, su consistencia pegajosa y su olor, parecido al del queso Cabrales, covierten al natto en el motivo de disputa entre los que lo valoran como fuente sabrosa y saludable de proteínas vegetales y los que no pueden sufrirlo.

1 comentario:

  1. Anónimo7:52 p. m.

    No, si al final la cocina oriental va a ser venenosa. Ya empiezan a decir que el té verde no es tan sano como dicen... ¡Hala, vuelven los huevos fritos con chorizo!

    ResponderEliminar