lunes, diciembre 10, 2012

Una buena novela del siglo XIX en Deshima, Nagasaki

Hace unas semanas cayó en mis manos Mil Otoños, una novela de David Mitchell de la que no tenía conocimiento. Y fue un hallazgo feliz. A añadir a la lista de buenos libros extranjeros que tienen la historia de Japón como tema o como trasfondo. En este caso se trata concretamente de los comienzos del siglo XIX y el marco geográfico es Deshima, la isla frente a Nagasaki en la que vivían confinados los holandeses, que fueron los únicos extranjeros autorizados a comerciar con Japón durante prácticamente la totalidad de la era de Edo (1603-1868). Más allá del interés que pueda tener para los que siempre queremos saber más sobre Japón, se trata de una novela bien construida y con personajes creíbles.

1 comentario: