jueves, septiembre 07, 2006

La princesa Kiko da luz a un niño

La princesa Kiko, de 39 años, esposa del príncipe Fumihito, segundo hijo del emperador de Japón, dio a luz ayer en Tokio, mediante cesárea, a un niño, poniendo así punto y a parte al debate sobre la conveniencia de permitir el acceso al trono a una mujer. El recién nacido, que pesó 2 kilos y casi seiscientos gramos, se convierte en el tercero en la línea de sucesión, por detrás de su tío, el príncipe heredero Naruhito, y de su padre.

Tras la operación, los emperadores Akihito y Michiko, que se encuentran en el norte de Japón, mostraron su satisfacción. "Nos sentimos aliviados al conocer las noticias del nacimiento exitoso. Esperamos enviarles nuestras más sinceras felicitaciones", dijo el emperador. Como manda la tradición, ayer mismo Akihito mandó al príncipe Fumihito una espada japonesa para felicitar el nacimiento de su hijo.

Durante el día de ayer los periódicos japoneses sacaron ediciones especiales con la noticia y todas las cadenas de televisión le dedicaron buena parte de su programación. Por todo el país se produjeron muestras de alegría, como bailes populares o publicación de mensajes de felicitación.

Aunque la buena nueva no elimina la conveniencia de adaptar el trono a los tiempos modernos, el sentido práctico de los japoneses hace preveer que la desaparición de la urgencia histórica pospondrá la discusión como mínimo una generación. En el pasado Japón ha contado con hasta siete emperatrices regentes, pero que en ningún caso legaron posteriormente a sus hijos el trono, que según la tradición se transmite sólo por la línea masculina.

Ayer el primer ministro, Junichiro Koizumi, durante cuyo mandato tomó fuerza la idea de permitir el acceso de las mujeres al trono, se mostró convencido de que el debate sobre el asunto no hará más que aplazarse. “El futuro dependerá en gran parte del próximo primer ministro. De momento el próximo año no se presentará al Parlamento”, declaró Koizumi en referencia a la reforma de la Ley de la Casa Imperial.

Precisamente, Shinzo Abe, el hombre que probablemente sucederá a Kizumi a finales de este mes, es uno de los partidarios de que la decisión se retrase. “Es un alivio que nos recuerda a todos la sensación de un claro cielo de otoño”, declaró Abe ayer.

Quien también se habrá sentido aliviada con la noticia es la princesa Masako, de 42 años, esposa del príncipe heredero Naruhito. Desde su boda en 1993, Masako ha sufrido las presiones de su entorno para que diera un heredero al Trono del Crisantemo. La situación se agravó después de que hace cuatro años diera a luz a una niña, la princesa Aiko, llegando a sufrir varias depresiones que la han mantenido largos períodos alejada de la vida pública.

El nuevo príncipe, que tiene dos hermanas, las princesas Mako, de 14 años, y Kako, de 11, recibirá su nombre dentro de siete días y cuarenta y tres después será presentado a los dioses en la ceremonia sintoísta omiamaeri.

2 comentarios:

  1. Anónimo9:20 a. m.

    La princesa Masako, se ha conocido que no padece depresión, como se ha creido hasta hace poco, sino Encefalomielitis mialgica/Síndrome de Fatiga Crónica. Enfermedad inmunologica y multiorgánica que su síntomatología pricipal es un cansancio extenuante como consecuencia de una disfunción mitocondrial producida por la afección de un virus.
    Los médicos que investigan sobre esta enfermedad la etiquetan como "sida II", (Dr. Mierleir, 2007). Sólo en Japón se estima que hay 5 millones de afectados, en USA 4 millones y aquí en España, somo ya 300.000 afectados.
    Es importante que se conozca la realidad de esta enfermedad con el fin de eliminarf el estigma que tiene de enfermedad psicológica que se le ha dado hasta hace menos de 20 años y que aún hoy en día, y a pesar de la cantidad de enfermos que hay, se le sigue otorgando por parte de aquellos facultativos con pocos conocimientos de la misma.

    ResponderEliminar
  2. hola como estas? si quiere viaje a estambul o turquia puede disfrutar su viaje su vacasion guia de estambul

    ResponderEliminar