viernes, octubre 12, 2007

Pocos accidentes de moto en Japón

Jordi Juste. Kioto
En 2005 murieron en Japón 603 personas por accidente de moto de más de 50 centímetros cúbicos, casi 400 menos que en 1995. La cifra de fatalidades es muy baja para un país de 127 millones de habitantes. Detrás de este dato hay una tasa de accidentes de tráfico baja, un parque de motocicletas pequeño, un sistema de licencias de conducción que funciona y una actitud responsable por parte de los conductores. “El sistema es bueno, está bien pensado, y el número de accidentes no es alto, en comparación con otros países. Lo más importante es la forma de conducir las motos. Recientemente, la edad de los conductores de motos grandes es bastante alta, entre 30 y 50 años, y no corren demasiado”, explica Yuichi Sakagami, de la Nippon Motorcycle Association.
En Japón se puede obtener la licencia de moto de hasta 400 centímetros cúbicos a los 16 años y la de cilindrada superior a los 18. Aunque en teoría es posible obtener el permiso pasando los exámenes teórico y práctico por libre, lo habitual es tomar clases en una autoescuela. De igual modo, no existe ninguna obligación de obtener primero el permiso para motos pequeñas antes de atreverse con las grandes, pero las autoescuelas recomiendan a sus alumnos ir paso a paso. Pocas motos
Honda, Yamaha, Suzuki y Kawasaki son marcas que hacen que muchos europeos imaginen las carreteras japonesas abarrotadas de motocicletas de gran cilindrada. La realidad es que en Japón hay 13 millones de vehículos de dos ruedas con motor, de los que 8 millones son ciclomotores y sólo unos 700.000 motos de más de 400 centímetros cúbicos. Motivos de carácter climático, histórico, económico o sociocultural explican esta relativa escasez. Por una parte, Japón es un país donde llueve mucho. Además, está muy generalizado el uso de la bicicleta, a menudo para conectar con los eficientes transportes públicos. A ello se añade que la imagen de la moto está asociada a los bosozoku, las bandas juveniles de moteros que se dedican a pasear en grupo a marcha lenta armando tanto ruido como pueden.
En los últimos años, sin embargo, ha aumentado el número de motos de gran cilindrada, sobre todo entre personas de entre 30 y 50 años con un poder adquisitivo medio o alto. A ello ha contribuido el relajamiento de las normas de industria y circulación. Por un lado, hasta julio había retsricciones de potencia y era imposible comprar en Japón una moto de 400 cc con más de 53 caballos de potencia y había que importarla. Por otra parte, en 2005 se legalizó llevar a un pasajero por autopista a los conductores de más de 20 años y con tres de experiencia, lo que abrió mucho las posibilidades recreativas en un país donde las carreteras secundarias son a menudo estrechas vías sin guardarraíl que cruzan campos o zonas residenciales sin aceras y festoneadas de aparatosos postes eléctricos.

1 comentario:

  1. Anónimo3:50 p. m.

    COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar